Blog

CLASSIC LIST

DSC02192-1200x900.jpg

Cada 29 de octubre se conmemora en todo el mundo del Día del Ataque Cerebral; una patología que afecta a 15 millones de personas anualmente y que tiene un alto impacto socioeconómico no solo en quien lo padece, sino también en su entorno. Es la primera causa de incapacidad en el mundo y la segunda causa de muerte luego de los ataques cardíacos. Se estima que 1 de cada 4 personas sufrirá un ACV en su vida y solo un tercio se recuperará totalmente.

El ACV –también conocido como Stroke-  ocurre cuando se interrumpe el flujo de sangre hacia el cerebro. Hay dos tipos de ACV: el isquémico y el hemorrágico. El ACV isquémico es el tipo más común y suele ser causado por un coágulo sanguíneo que bloquea o tapa un vaso sanguíneo en el cerebro. El ACV hemorrágico es menos frecuente y se produce por un sangrado en la cavidad cerebral (un aneurisma, por ejemplo).

En cualquier caso, el factor tiempo es fundamental porque se pierden 2 millones de neuronas por minuto tras el ataque, lo que puede provocar secuelas físicas y mentales irreversibles. El reconocimiento temprano de los signos y síntomas de un Stroke, sumado a una rápida atención médica, podrían reducir los riesgos de discapacidad.

Con el objetivo de educar a estudiantes y público en general acerca de la importancia de prevenir y actuar rápidamente en caso de un ACV, la Fundación ENERI organizó una Jornada de Concientización por el Día Mundial del Ataque Cerebral. Acudir apoyó esta acción y participó activamente invitando a los asistentes a un taller de RCP.

La educación es el arma más poderosa para evitar que el ACV se vuelva una pandemia, fundamentalmente porque no se trata de un accidente sino de un ataque cerebro vascular donde se pueden prevenir una serie de factores que son los responsables del desencadenamiento de esta enfermedad”, explicó el Dr. Pedro Lylyk, referente internacional en el tratamiento del ACV y presidente de FENERI.

Participaron de esta jornada más de 500 alumnos de escuelas públicas de nivel secundario, quienes tuvieron la oportunidad de recorrer un circuito con diferentes estaciones donde les enseñaron a tomar la presión arterial, conocer la importancia del cuidado de las arterias y el valor de una buena alimentación.

SoCoorRé (Sonreír, Coordinar, Repetir) es una regla mnemotécnica que permite reconocer el ACV y, en caso de comprobar alguno de los síntomas (la sonrisa no es simétrica, la persona no puede levantar bien los dos brazos ni repetir frases simples), actuar rápido es fundamental. No dude en llamar a una ambulancia o ir a una guardia.

Protocolo Stroke

Acudir, junto con ENERI, la Clínica Sagrada Familia y otras empresas del sector, ha desarrollado el Protocolo Stroke, el primero de su tipo en atención prehospitalaría del país. Dicho protocolo ayuda a reconocer rápidamente un ACV, establecer su tiempo de evolución, descartar la hipoglucemia –que genera síntomas similares al ataque cerebro vascular- y, en caso de mantenerse la sospecha de ACV, derivar a centros previamente designados. Todo este procedimiento permite optimizar los tiempos en el domicilio y en los traslados y modificar el pronóstico del paciente.

DSC02192
IMG_9172
IMG_9138
IMG_9331
IMG_9304
IMG_9258
IMG_9209
IMG_9359
IMG_9443

1-1-1200x800.jpg

Los días 22 y 23 de octubre se realizaron las Jornadas “Hablemos de Salud”, organizadas por el área de Ciencias Naturales del Colegio Normal N° 7 José María Torres de Almagro. Alrededor de 300 alumnos de 3° y 5° año asistieron a charlas informativas que abarcaron tópicos como prevención de adicciones, salud bucal y la importancia de donar sangre.

La segunda de estas jornadas comenzó con una charla sobre “ACV: prevención y tratamiento” a cargo de la Fundación ENERI – Clínica Sagrada Familia y a continuación, el Dr. Miguel Pedraza, Director Médico del Centro de Capacitación y Entrenamiento Acudir, habló de reanimación cardiopulmonar (RCP) e invitó a los estudiantes a practicar la técnica correcta de RCP con los muñecos educativos.

El próximo martes 29 de octubre, también junto a la Fundación ENERI, Acudir emergencias médicas será parte activa del Día Mundial de la Lucha contra el ACV: en el Jardín Japonés se realizará una jornada de concientización destinada principalmente a estudiantes del nivel secundario (se esperan alrededor de 500 alumnos), que podrán recorrer un circuito, aprender a tomar la presión arterial y conocer más sobre hábitos saludables.

5
1
2
3
4
6
7
8

DSC01750-1200x900.jpg

El miércoles 9 de octubre, en el Salón Dorado de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, tuvo lugar un acto de reconocimiento a la Clínica Sagrada Familia por haber recibido el Premio Diamante de la Organización Europea de Stroke. Acudir, a través de su Gerente Médico, el Dr. Agustín Apesteguía, estuvo presente en este emotivo acto al que también asistieron legisladores, funcionarios, profesionales de la salud y pacientes rehabilitados.

El Dr. Pedro Lylyk, quien encabeza y coordina la Unidad de Stroke de la Clínica Sagrada Familia y dirige el Equipo de Neurocirugía Endovascular y Radiología Intervencionista (ENERI), expresó su gratitud y explicó con claridad la importancia del factor tiempo en el diagnóstico y tratamiento exitoso de un Accidente Cerebro Vascular. Además, invitó a todos los presentes a la jornada de concientización que se desarrollará el martes 29 de octubre – Día Mundial del Ataque Cerebral-, en el Jardín Japonés. Acudir será parte de este evento, que se realiza año tras año con el fin de educar a la población sobre hábitos saludables para prevenir un ACV, el reconocimiento rápido de señales alerta de un Ataque Cerebral y la inmediata acción de la comunidad para minimizar daños y ofrecer mejores posibilidades de rehabilitación.

Acudir, junto con ENERI, la Clínica Sagrada Familia y otras empresas del sector, ha desarrollado el Protocolo Stroke, el primero de su tipo en atención prehospitalaría del país. Dicho protocolo ayuda a reconocer rápidamente un ACV, establecer su tiempo de evolución, descartar la hipoglucemia –que genera síntomas similares al accidente cerebro vascular- y, en caso de mantenerse la sospecha de ACV, derivar a centros previamente designados. Todo este procedimiento permite optimizar los tiempos en el domicilio y en los traslados y modificar el pronóstico del paciente.


1-4-1200x900.jpg

Del 28 al 30 de agosto, Acudir está presente en la Semana del Intervencionismo Mínimamente Invasivo – SIMI XXVIII, que se desarrolla en el Alvear Palace de la Ciudad de Buenos Aires. Este evento es organizado cada año por el Instituto Médico ENERI, con el auspicio de la Asociación Argentina de Ataque Cerebral, la Asociación Argentina de Neuro-radiología Intervencionista, FENERI y la Clínica La Sagrada Familia. Acudir también participa como sponsor.

A lo largo de tres días, neurólogos, neurocirujanos, cardiólogos y otros especialistas de Argentina y el mundo pueden conocer e interiorizarse sobre los desarrollos alcanzados en el tratamiento del ACV, las perspectivas futuras en neuro-intervencionismo y los avances en neuro-radiología diagnóstica y terapéutica, a través de workshops, conferencias magistrales, simposios y otros formatos.

El Dr. Agustín Apesteguía, Gerente Médico de Acudir, fue uno de los oradores en la primera mesa sobre Stroke isquémico. Su charla, titulada “Rol del manejo pre hospitalario de las emergencias neuro-vasculares”, abrió la primera jornada. En la disertación, el Dr. Apesteguía dio a conocer los resultados del Protocolo Stroke, el primero de su tipo que se aplica en atención pre-hospitalaria en el país con el objetivo de brindar una pronta asistencia que confirme o descarte un ACV y, en caso confirmarse el diagnóstico, ofrecer mayores chances de recuperación.

Otras de las charlas de esta primera mesa fueron: Biomarcadores imagenológicos en el ACV agudo; El día a día en la unidad intervencionista de stroke y Presente y futuro de la revascularización carotídea en el Stroke Agudo, a cargo de especialistas de Argentina, Brasil y España. Además, hubo conferencias sobre stroke hemorrágico, simposios sobre oncología intervencionista y terapia mini invasiva en patología de columna; un curso avanzado de ecografía y doppler, entre otras actividades dirigidas a profesionales de la salud, incluyendo un curso para técnicos, kinesiólogos y enfermeros.

 

[GALERÍA DE IMÁGENES]

 

1
8
7
6
5
4
3
2

5d003a4a122e5.jpeg

Días atrás, el Hospital Santa Isabel de Hungría, de Mendoza, dio a conocer la Unidad de Stroke (ACV) y Cuidados Neurocríticos. Este nuevo espacio atenderá a los pacientes que presenten una situación cerebrovascular y buscará disminuir los índices de morbilidad y discapacidad. Contará con la infraestructura, el equipamiento y  el Recurso Humano capacitado en todas las áreas que este complejo grupo de patologías requiere para su abordaje desde su momento agudo hasta su rehabilitación.

El ACV es una patología “tiempo dependiente”, es decir que reconocerla y actuar lo antes posible es primordial para brindar el tratamiento adecuado, minimizar secuelas, ofrecer mayores posibilidades de rehabilitación y salvar vidas. De acuerdo con el estudio “Time is brain—quantified”, publicado por Saver JL, del Departamento de Neurología de la Universidad de California, en un ACV se pierden 1.9 millones de neuronas en promedio por cada minuto de evolución. Por eso, celebramos el lanzamiento de esta nueva Unidad de Stroke en el país.

En el evento de presentación, que se realizó en el Park Hyatt de Mendoza, estuvo el Dr. Adolfo Savia, Coordinador Médico de Acudir, quien disertó sobre el manejo del ACV en el Prehospitalario y la experiencia de la aplicación del Protocolo Stroke. Hace pocos meses, Acudir lanzó dicho Protocolo, el primero de su tipo que se aplica en Medicina Prehospitalaria de la Argentina y cuyo objetivo es reconocer rápidamente la patología; brindar una pronta asistencia para confirmar o descartar el diagnóstico y, en caso de que se trate de un ACV, ofrecer mayores chances de recuperación.

El Protocolo Stroke es posible gracias al trabajo en conjunto con las coberturas médicas, que se ocupan del triage inicial, y los centros de atención, cuyos profesionales ya están informados y preparados para recibir al paciente y transferirlo inmediatamente a la sala de Imágenes.

Fuente: MDZ Online

stroke.jpg

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 15 millones de personas sufren un ACV cada año; 6 millones no logran sobrevivir y 1 de cada 6 personas tendrá un ACV en su vida.

Los ataques cerebrovasculares (ACV o Stroke en inglés) son la tercera causa de muerte en el mundo, detrás de las enfermedades cardíacas y el cáncer, y la primera causa de invalidez permanente. Los Ataques Cerebrales pueden ser Isquémicos o Hemorrágicos. El 85% de los ACV son isquémicos y se producen cuando se interrumpe o bloquea el suministro de sangre al cerebro.

El ACV es una patología “tiempo dependiente”, es decir que reconocerla y actuar lo antes posible es primordial para brindar el tratamiento adecuado, minimizar secuelas, ofrecer mayores posibilidades de rehabilitación y salvar vidas. De acuerdo con el estudio “Time is brain—quantified”, publicado por Saver JL, del Departamento de Neurología de la Universidad de California, en un ACV se pierden 1.9 millones de neuronas en promedio por cada minuto de evolución.

En pleno acuerdo con ese enunciado, Acudir Emergencias Médicas desarrolló el Protocolo Stroke. “Se trata del primer protocolo de este tipo, en atención prehospitalaria, en el país”, explica el Dr. Agustín Apesteguía, Gerente Médico de la empresa. “El objetivo de activar el protocolo es brindar una pronta asistencia para confirmar o descartar el diagnóstico y, en caso de que se trate de un ACV, ofrecer mayores chances de recuperación”.

El Protocolo Stroke es posible a partir de un trabajo en conjunto con las coberturas médicas, que se ocupan del triage inicial, y los centros de atención, cuyos profesionales ya están informados y preparados para recibir al paciente y transferirlo inmediatamente a la sala de Imágenes.

El protocolo ayuda a reconocer rápidamente un ACV, establecer su tiempo de evolución, descartar la hipoglucemia –que genera síntomas similares al accidente cerebro vascular- y, en caso de mantenerse la sospecha de ACV, derivar a centros previamente designados. Todo este procedimiento permite optimizar los tiempos en el domicilio y en los traslados y modificar el pronóstico del paciente”, enumera el Dr. Apesteguía.

Cuando el área de Recepción de Acudir recibe un llamado que cumple con algunos criterios generales establecidos, se activa el protocolo. En ese momento, a la Unidad Móvil asignada se le informará que está ante un Protocolo Stroke para que siga el procedimiento establecido, una vez que haya arribado al domicilio. El tiempo es fundamental, por eso se activará un cronómetro visible en el equipo de telefonía móvil que utiliza la dotación (que cuenta con una aplicación móvil especialmente diseñada para la gestión de atención de las emergencias y urgencias médicas), en el que también aparecerá el procedimiento de evaluación, que corresponde a la escala de Cincinatti. Los profesionales deberán pedirle al paciente que sonría, levante los brazos y repita una frase y, además, deberán registrar otra serie de datos, como el tiempo de evolución de los síntomas o la presión arterial. Luego, de ser necesario, se realizará la derivación a un sitio previamente designado y que también tenga activo el Protocolo Stroke.

El Protocolo Stroke es pionero en la Argentina; integra la emergencia pre e intra hospitalaria en un solo equipo de Stroke. Cumplir con él, no sólo mejora la calidad de la atención, también salva vidas.


stroke.jpg

El accidente cerebrovascular (ACV) se produce porque la sangre deja de fluir a parte del cerebro. Esto puede ocurrir si un vaso sanguíneo del cerebro se obstruye o se rompe. El ACV puede producir la muerte de las neuronas que dejan de recibir oxígeno. Es una patología  altamente discapacitante, que genera limitaciones o secuelas físicas, cognitivas y/o conductuales en quienes la padecen. Detectar y actuar rápidamente en un caso de ACV puede reducir los daños y mejorar la rehabilitación.
Para reconocer los signos de alarma de un ACV se puede utilizar el método FAST (significa rápido en inglés), que permite recordar fácilmente qué hay que observar para saber si alguien está padeciendo un accidente cerebrovascular. FAST equivale a “Face” (cara), “Arms” (brazos), “Speech” (habla) y “Time” (tiempo).

  • Face drooping (Cara caída): ¿Tiene un lado de la cara caído o entumecido?
  • Arm weakness (Debilidad en el brazo): ¿Tiene un brazo débil o entumecido?
  • Speech difficulty (Dificultad para hablar): ¿Habla arrastrando las palabras?
  • Time (Tiempo): Si alguien muestra alguno de estos síntomas, llame inmediatamente al número local de emergencias.

¿Qué puede hacer para ayudar a una persona que está sufriendo un ACV?

  • Llame o pida a alguien que llame al número local de emergencias y que consiga un kit de primeros auxilios y un DEA.
  • Anote la hora en que se dieron los primeros signos.
  • Quédese hasta que llegue ayuda especializada y asuma el control.
  • Si no responde y no respira con normalidad o incluso jadea/boquea, practique la RCP.

Fuente: American Heart Association


Acudir Emergencias Médicas 2018. Todos los derechos reservados.