fbpx


Blog

CLASSIC LIST

cerrar-cubos-azucar-dados-ortografia-diabetes_13339-202520.jpg

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 422 millones de personas en el mundo tienen diabetes. Se calcula que, solo en América, son 62 millones de personas las que tienen diabetes*, pero más de la mitad no controla su enfermedad y entre un 30 y un 40% de personas aún no han sido diagnosticadas. Lo más alarmante es que, de acuerdo con estimaciones del Atlas de la Diabetes, para el año 2040 habrá 109 millones de personas con esta enfermedad en el continente.

La diabetes es una enfermedad crónica que, cuando está mal controlada, genera distintas complicaciones como ceguera, insuficiencia renal, úlceras y/o amputación de miembros,  enfermedad cardiovascular y mortalidad temprana. Además, en el actual contexto por la pandemia, las personas con diabetes son consideradas de riesgo porque pueden cursar cuadros más graves de COVID-19.

Se dice que una persona padece diabetes cuando el páncreas produce insulina insuficiente o cuando el organismo no la procesa bien. Este proceso ineficiente puede generar un elevado nivel de azúcar en sangre llamado hiperglucemia. Existen distintos tipos de diabetes:

  • La diabetes tipo 1 aparece generalmente en edades tempranas y se da cuando hay ausencia de síntesis de insulina.
  • La diabetes tipo 2 se origina cuando, como se menciona más arriba, el organismo no utiliza bien la insulina. Suele darse en la edad adulta.
  • La diabetes gestacional se desarrolla en mujeres embarazadas que padecen un aumento en el nivel de azúcar en sangre.

Llevar una alimentación saludable, que incluya frutas y verduras y evite las grasas saturadas, los azúcares refinados y los ultraprocesados; realizar actividad física regularmente; mantener un peso normal y evitar el cigarrillo contribuyen a la prevención de la diabetes tipo 2.

En el caso de las personas que ya han sido diagnosticadas, para evitar el avance de la enfermedad y sus complicaciones, será necesario:

  • Llevar un estilo de vida saludable
  • Realizar controles periódicos con un especialista
  • Controlar la glucemia
  • Tomar la medicación indicada por el profesional
  • Controlar la presión arterial
  • Controlar el colesterol
  • Cuidar los pies manteniendo una buena higiene, utilizando calzado adecuado y revisando periódicamente que no se formen lesiones.
*Dato del año 2014
Fuente: Organización Mundial de la Salud

alimentacion-saludable-dieta-cocina-vegetariana-concepto-saludable-cerca-ensalada-verduras-rollo-tenedor-casa_1428-588.jpg

El British Medical Journal publicó un estudio que incluyó datos de más de 110.000 personas y analizó específicamente enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes tipo 2. Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Amsterdam, observaron cinco hábitos saludables de “bajo riesgo”:

  • No fumar
  • Tener un índice de masa corporal (IMC) saludable de 18 a 25
  • Realizar actividad física durante al menos 30 minutos por día (incluida una caminata rápida)
  • Consumir alcohol con moderación*
  • Llevar una alimentación saludable

Luego, el equipo analizó la esperanza de vida libre de diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer y cuántos años más libres de enfermedad podrían esperar las personas a partir de los 50 años. Los resultados mostraron que las mujeres de 50 años que llevaban un estilo de vida saludable (que adoptaban cuatro o cinco factores de vida saludable) tenían una expectativa de vida libre de enfermedad de 34.4 años más, llevándolas a la edad de 84 años sin diabetes, cáncer o enfermedad cardíaca. Esto se compara con solo 23,7 años más de esperanza de vida libre de enfermedad para las mujeres de la misma edad que no habían adoptado ninguno de los factores de un estilo de vida saludable.

En el caso de hombres de 50 años, aquellos que adoptaron cuatro o cinco factores de vida saludable podrían esperar 31.1 años sin enfermedad, en comparación con los 23,5 años para los hombres que no tenían comportamientos de estilo de vida saludables.

Los hombres que fumaban más de 15 cigarrillos al día y los hombres y mujeres obesos (con un IMC superior a 30) tenían las más bajas posibilidades de vivir una vida libre de enfermedades.

Los investigadores concluyeron: “Hemos observado que la adherencia a un estilo de vida de bajo riesgo se asoció con una mayor esperanza de vida a los 50 años libre de las principales enfermedades crónicas de aproximadamente 7,6 años en hombres y 10 años en las mujeres en comparación con los participantes que no tienen un estilo de vida de bajo riesgo”.

Políticas públicas para la mejora de la alimentación y el medio ambiente físico propicio para la adopción de una dieta saludable y estilo de vida, así como las políticas y regulaciones pertinentes (por ejemplo, la prohibición de fumar en lugares públicos o restringir las grasas transgénicas) son fundamentales para la mejora de la expectativa de vida, sobre todo la esperanza de liberarse de las enfermedades crónicas más importantes”.

La Dra. Kate Allen, directora ejecutiva de ciencia y asuntos públicos del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer, dijo: “Este nuevo y amplio estudio confirma aún más nuestra propia investigación de que tener un estilo de vida saludable reduce el riesgo de cáncer y otras enfermedades”.

*Se considera consumo moderado de alcohol a la consumición de 5gr a 15gr por día para las mujeres (una unidad de alcohol tiene 8 gramos de alcohol puro, por lo que 15gr es aproximadamente un vaso de vino de 175 ml ), y 5 a 30 gr por día de alcohol para los hombres (30gr es de aproximadamente 1,5 pintas de cerveza).

Fuente: Consenso Salud


doctor-escribiendo-palabra-diabetes_53419-3775.jpg

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente (diabetes tipo 1) o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce (diabetes tipo 2). La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre.

Se calcula que, en la Argentina, la diabetes -que es una de las principales causas de  ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, ataque cerebrovascular y amputación de miembros- afecta a más de 3 millones de personas. El 90% padece de diabetes tipo 2, que es prevenible si se adopta un estilo de vida saludable.

Incorporar los siguientes hábitos, mejora la calidad de vida y reduce los riesgos de enfermarse de diabetes tipo 2:

  • Realizar al menos 30 minutos de actividad física diariamente
  • Consumir 3 frutas por día
  • Aumentar el consumo de verduras
  • Evitar o reducir el consumos de sal, fiambres, embutidos y enlatados
  • Mantener un peso saludable
  • Evitar el cigarrillo

¿Cuales son las consecuencias más comunes de la diabetes?

  • Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios.
  • Los adultos con diabetes tienen un riesgo 2 a 3 veces mayor de infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.
  • La neuropatía de los pies combinada con la reducción del flujo sanguíneo incrementan el riesgo de úlceras de los pies, infección y, en última instancia, amputación.
  • La retinopatía diabética es una causa importante de ceguera y es la consecuencia del daño de los pequeños vasos sanguíneos de la retina que se va acumulando a lo largo del tiempo. El 2,6% de los casos mundiales de ceguera es consecuencia de la diabetes.
  • La diabetes se encuentra entre las principales causas de insuficiencia renal.

Evitar o retrasar la aparición de la enfermedad es posible.

Fuente: Organización Mundial de la Salud

cerrar-en-cubos-de-azucar-y-dados-ortografia-diabetes_13339-202520.jpg
11/Jun/2018

La diabetes junto al cáncer, enfermedades pulmonares y cardíacas son las cuatro principales causas de muerte en el mundo, según un nuevo informe de la Comisión Independiente de Alto Nivel sobre Enfermedades No Transmisibles (ENT) de la Organización Mundial de la Salud , que fue publicado días atrás.

Estas cuatro principales principales causas de muerte matan colectivamente a 41 millones de personas en todo el mundo cada año, lo que representa el 71% de todas las muertes a nivel mundial. Y otro dato significativo es que cerca de 15 millones de muertes al año, de esas 41, afectan a personas con edades comprendidas en los 30 y 70 años.

Tras el informe sobre las principales causas de muerte, que también fue publicado simultáneamente la revista médica The Lancet, la Comisión Independiente de Alto Nivel de la OMS sobre ENT, llama a la acción urgente para hacer frente a las enfermedades crónicas y trastornos de salud mental. También ha exigido el compromiso político de alto nivel para tratar la epidemia de enfermedades no transmisibles, incluyendo los trastornos mentales, la obesidad y la diabetes. Se insta a los ministerios de salud que garanticen la salud con la voluntad política y la financiación que merece.

El Dr. Tabaré Vázquez, Presidente del Uruguay, instó a los dirigentes mundiales a «redoblar los esfuerzos» para cumplir la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de reducir en un tercio las muertes prematuras por ENT para 2030 y promover la salud mental y el bienestar: «Proteger y mejorar la calidad de vida de las personas es una forma de fomentar la dignidad humana para progresar en el crecimiento económico, la justicia social y la coexistencia humana», señaló el Dr. Vázquez, quien presentó el informe al Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, en Ginebra. «La salud es esencial para la paz y la democracia. No se trata de gastarse mucho dinero, sino de hacer buenas inversiones».

Entregar el informe al Director General de la OMS es la primera actividad de la Comisión, que continuará ofreciendo apoyo de alto nivel a los sectores dedicados a lucha contra las ENT catalizando las medidas y la financiación, especialmente en el ámbito de país.

El 27 de septiembre de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas acogerá en Nueva York la tercera Reunión de Alto Nivel sobre las ENT. El informe de la Comisión será de gran ayuda en la preparación de la OMS para esta importante ocasión.

Entre los Copresidentes de la Comisión figuran los presidentes de Finlandia, Sri Lanka y el Uruguay, la Ministra de Salud de la Federación de Rusia y la Dra. Sania Nishtar, destacada experta y promotora de la lucha contra las ENT y antigua ministra federal de la salud del Pakistán. La Comisión incluye a dirigentes de la salud y el desarrollo procedentes de diferentes gobiernos, la sociedad civil y el mundo empresarial.

Fuente: Consenso Salud


diabetes.jpeg
10/Nov/2017

Cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes. La Federación Internacional de Diabetes (FID) anunció que el eje de este año será “Las mujeres y la Diabetes”, bajo el lema “Nuestro derecho a un futuro saludable”.

La Diabetes es una enfermedad crónica que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina (una hormona que regula el nivel de azúcar en la sangre), o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia la insulina que produce. Es la principal causa de amputación de miembros y también puede causar ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, y accidente cerebrovascular. “La Diabetes mellitus es uno de los principales problemas de salud mundial, entre otras razones, por su elevada prevalencia, su elevado coste económico y el número de muertes prematuras que provoca”, explica el Dr. Agustín Apesteguía, Gerente de Gestión Médica de Acudir.

Según la FID, hay más de 199 millones de mujeres con Diabetes y para el año 2040 esa cifra aumentaría a 313 millones. La Diabetes es la novena causa principal de muerte entre mujeres en todo el mundo, con 2,1 millones de muertes cada año. “La situación en la mujer diabética es alarmante. Se calcula que las mujeres con Diabetes Mellitus tienen hasta cinco veces más probabilidad de desarrollar un evento cardiovascular, en comparación con las mujeres no diabéticas”, explica el Dr. Apesteguía.

La falta de acceso a una dieta y nutrición saludable, el sedentarismo, el consumo de tabaco y el alcohol en exceso exponen a las mujeres a los principales factores de riesgo de esta enfermedad.

Además, las mujeres con Diabetes tienen mayores dificultades para quedar embarazadas o pueden presentar embarazos complicados. La falta planificación familiar o de controles obstétricos adecuados podrían significar un riesgo más alto de mortalidad y morbilidad, tanto maternal como infantil.

Diabetes gestacional

La Diabetes gestacional (DMG) es una hiperglucemia que se detecta por primera vez durante el embarazo. Aproximadamente, uno de cada siete nacimientos se ve afectado por DMG, una amenaza para la salud materna e infantil. Muchas futuras madres sufren las complicaciones relacionadas con el embarazo, como presión arterial elevada, bebés con un peso elevado al nacer y partos difíciles. Un alto porcentaje de mujeres con DMG corre el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2.

Adoptar estilos de vida saludable para mejorar la salud es clave: hasta el 70% de los casos de Diabetes tipo 2 podrían prevenirse con una buena alimentación, actividad física y controles médicos.


Acudir Emergencias Médicas 2018. Todos los derechos reservados.