Blog

CLASSIC LIST

alergia-1200x801.jpg

Con el comienzo del otoño también empieza a circular el virus de la gripe. Para prevenir y evitar complicaciones, es recomendable aplicarse la vacuna todos los años, debido a que el virus muta o se modifica frecuentemente. La vacuna antigripal es una vacuna segura y eficaz.

A continuación, respondemos a las preguntas más frecuentes sobre la vacunación antigripal para el año 2019

1.  ¿Para qué se realiza?

Para reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus influenza en la población de riesgo en Argentina.

2. ¿A quién está dirigida?

  • Personal de salud
  • Embarazadas: en cada embarazo y en cualquier trimestre de la gestación
  • Puérperas: hasta el egreso de la maternidad- hasta un máximo 10 días-, si no recibió la vacuna durante el embarazo.
  • Niños de 6 a 24 meses
  • Personas ente los 2 y 64 años que tengan factores de riesgo, con orden médica que detalle su grupo de riesgo.
  • Personas mayores de 65 años

3. ¿Cuándo y dónde se aplica?

La vacuna gripal está disponible desde abril, de manera gratuita y obligatoria para la población de riesgo definida en todos los vacunatorios y hospitales públicos de país.

4. ¿Quiénes requieren orden médica para aplicarse la vacuna?

Todas las personas de edades comprendidas entre los 2 y 64 años que tengan los siguientes factores de riesgo:

  • Enfermedades respiratorias crónicas como EPOC, enfisema congénito, fibrosis quística, entre otras. Personas como asma moderada y grave.
  • Enfermedades cardíacas
  • Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, como la infección por VIH o la asplenia funcional. Pacientes que utilizan inmunosupresores o corticoides en altas dosis
  • Pacientes oncohematológicos y trasplantados
  • Personas con un IMC mayor a 40
  • Diabéticos
  • Personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes 6 meses.
  • Personas que conviven con oncohematológicos.
  • Personas que conviven con bebés prematuros que pesan menos de 1,500 kg.

5. ¿Cuáles son las contraindicaciones absolutas?

  • No se pueden vacunar las personas que tienen hipersensibilidad a los principios activos, a alguno de los excipientes y a los residuos (por ej., huevo o proteínas de pollo) o antecedente de reacción anafiláctica en una vacunación previa contra la influenza.
  • Tampoco se puede aplicar la vacuna a quienes tengan antecedentes del Síndrome de Guillain-Barre, ocurrido dentro de las 6 semanas de haber recibido una dosis de vacuna antigripal en el caso de haberse descartado otras causas del mismo. El antecedente de haber tenido el síndrome por otras causas no es contraindicación para la vacunación con vacuna antigripal.

6. ¿Hay mitos sobre la aplicación de vacuna?

Sí, hay falsas contraindicaciones. Quienes conviven con pacientes inmunosuprimidos; las personas con VIH, los que son intolerantes al huevo o tienen antecedente de reacción alérgica no anafiláctica al huevo; quienes estén tomando antibióticos o convalecientes de una enfermedad leve; quienes estén realizando tratamiento con corticoides y quienes padecen una enfermedad aguda benigna como rinitis, catarro, tos o diarrea, pueden recibir la vacuna antigripal.

7. ¿Cuáles son las reacciones adversas?

Las más frecuentes, que desaparecen tras uno o dos días y sin necesidad de tratamiento, son: cefalea, sudoración, mialgias, artralgias; fiebre, malestar, escalofríos, fatiga, reacciones locales, enrojecimiento, tumefacción, dolor, equimosis, induración.

Fuente: Secretaria de Gobierno de Salud, Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación


bronquiolitis.jpg
07/May/2018

Teniendo en cuenta las características que presentó la última temporada de invierno en el hemisferio norte, en cuanto a gripe y virus respiratorios, la Organización Panamericana de la Salud emitió un alerta epidemiológico para toda la región ante el inicio de la época de mayor circulación del virus. A su vez, el Hospital Garrahan advirtió que para este invierno se espera el mayor brote de bronquiolitis de los últimos años.
“En general, Argentina y Sudamérica copian, epidemiológicamente hablando, lo que pasa en el hemisferio norte. Y la última temporada de invierno de ellos presentó gérmenes muy agresivos, mucho más que en los años anteriores. Afectó a mucha cantidad de pacientes, con una cantidad significativa de internaciones, tanto por patología respiratoria, como de gripe. A partir de estos datos, nuestro comité de crisis considera que acá podemos tener un escenario similar por lo que nos estamos preparando”, explicó a Clarín el doctor Carlos Kambourian, presidente del Hospital Garrahan.
Desde el Ministerio de Salud de la Nación sostienen que la situación hasta el momento es normal, y no se observa un incremento en la circulación del virus o en el número de casos de gripe. “La circulación viral en la región no va por fuera de lo que podría esperarse para esta época. No hay señales de alerta que nos hagan pensar que la temporada en el hemisferio sur va a tomar tal o cual cariz”, matiza Cristian Biscayart, responsable de Inmunizaciones del Ministerio de Salud de la Nación.
Los especialistas coinciden en que con la gripe es importante estar alertas. “Hoy por hoy no hay un aumento de internaciones por cuadros respiratorios bajos, incluyendo la bronquiolitis”, afirma el doctor Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. “Debemos estar atentos con respecto a la gripe –continúa-, por lo que ocurrió en el hemisferio norte, donde un cambio en el genoma del virus A (H3N2) provocó que la eficacia de la vacuna bajara de un 65% a un 35%”.
El año pasado, una mutación en el virus H3N2 ya había ocurrido en el país, por lo que este año la vacuna que se está aplicando cubre esta nueva cepa.
“Se espera que la cepa de virus predominante sea la H3N2 que es la que ocurrió en el hemisferio norte, pero no se puede descartar que haya una proporción de virus de gripe de la cepa pandémica, H1N1”, afirmó la jefa del Servicio de Epidemiología e Infectología del Garrahan, Rosa Bologna.
También destacó el hecho de que “la cepa H3N2 que ha circulado en el último tiempo es más agresiva porque ha ocurrido un pequeño cambio en su conformación”. Y concluyó: “Puede decirse que esperamos una gripe mucho más grave que en otros años”.
Otro factor a tener en cuenta, y que puede ser determinante en el comportamiento de la gripe y otros virus, tiene que ver con qué tipo de invierno tengamos. “El año pasado tuvimos un otoño y un invierno benignos. Si este año se dan cambios bruscos de temperatura o un frío persistente, es probable que aumente la circulación del virus de la gripe”, añade López.
“Con la gripe es muy difícil predecir lo que va a pasar. A veces se replica lo que sucede en el hemisferio norte, pero no siempre es así. Por eso, debemos estar siempre preparados. Y sobre todo, los grupos de mayor riesgo, vacunados”, advierte el doctor Pablo Bonvehi, jefe de infectología del CEMIC y presidente de la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).
Ante la posibilidad de un gran brote de bronquiolitis, el Hospital Garrahan realizó una reestructuración y reorganización integral de su modalidad y espacios de atención de demanda espontánea y urgencias para hacer frente a la epidemia de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), en especial la bronquiolitis, provocada por el virus sincicial respiratorio.
“Para la pediatría el invierno siempre ha sido difícil. El Garrahan no es una excepción: la sobreocupación por las infecciones respiratorias han llevado a que los pacientes sean atendidos en condiciones que no son las ideales, ocupando pasillos y hasta camas de internación reservadas para situaciones más complejas”, destacó Kambourian, y anunció: “Nos propusimos que esto no suceda más y construimos un espacio exclusivo para afrontar los cuadros estacionales. Por primera vez la previsibilidad le gana a la epidemia”. Con esta reestructuración lograron sumar 60 camas más destinadas a la nueva Unidad de Contención Estacional.
Fuente: Consenso Salud

frio.jpg
03/May/2018

Entre los meses de mayo y julio recrudecen los cuadros respiratorios. Las bajas temperaturas que se esperan en esta época traen consigo gripes, catarros, bronquitis, bronquiolitis o neumonías, entre otras enfermedades propias del aparato respiratorio. Algunas de estas enfermedades, como la gripe, son contagiosas y causan un alto índice de ausentismo laboral y escolar en el invierno. “Primero se enferman los más chicos y luego, los adultos”, revela el Dr. Agustín Apesteguía, Gerente Médico de Acudir Emergencias Médicas, y agrega que “durante estos meses, la demanda de nuestros servicios, relacionados a estas patologías, crece un 30% en comparación con el resto del año”.

Como consecuencia del frío, además de la demanda hospitalaria, también se incrementa la prehospitalaria. Con pleno conocimiento de una situación que se repite año tras año, Acudir reforzó y coordinó todos sus recursos para satisfacer el flujo de demanda habitual en este período. Principalmente, se reforzaron los recursos humanos con la incorporación de profesionales médicos, paramédicos y personal para la recepción y despacho de llamados. También fortalecieron sus recursos físicos incrementando en un 25% el número de unidades móviles disponibles en las distintas complejidades y aumentaron el stock de insumos para el tratamiento de enfermedades respiratorias.

A fines de marzo iniciamos una campaña de vacunación antigripal que involucró a todo el personal de Acudir; de esta forma buscamos prevenir y evitar la propagación del virus de la gripe”, explica Apesteguía. Este año, la vacuna antigripal incluyó tres cepas: Influenza A H3N2, Influenza B y la cepa A H1N1. Trabajar en la prevención es responsabilidad de todos, por eso es primordial adoptar algunas prácticas que son clave, como lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, ventilar los ambientes o taparse la boca y la nariz con la cara interna del codo o con pañuelo descartable al toser o estornudar.

Si bien la gripe se cura, habitualmente, en pocos días, el Dr. Apesteguía aconseja evaluar su evolución y consultar a un médico si los síntomas persisten por más de 48 horas. “Los síntomas más frecuentes de la gripe son: fiebre mayor a 38°, tos con expectoración y disnea o falta de aire. En pacientes con comorbilidad, como pueden ser la hipertensión arterial, la diabetes, la EPOC o el asma, se debe consultar inmediatamente al médico. Por el contrario, en casos de pacientes sanos es fundamental no automedicarse ante los primeros síntomas, hacer reposo  y controlar cómo se desarrolla la enfermedad”, manifiesta.

Recientemente, Acudir amplió su estructura operativa en Zona Sur, con la apertura de Bases Operativas en Lomas de Zamora, Quilmes, Lanús y Avellaneda. Además, obtuvo la recertificación de la Norma ISO 9001 para la prestación de servicios de Urgencias, Emergencias Médicas y Traslados en ambulancias, así como de consultas de Urgencias para afiliados directos de obras sociales y prepagas.  Este esfuerzo de mejora continua, sumado al incremento de sus recursos humanos y físicos, dan cuenta del compromiso de la empresa de seguir cumpliendo con los  tiempos de arribo y calidad en el servicio, sin desmedro de la calidez en su atención.


mujer-fiebre-fria-alta_53876-77225.jpg
13/Abr/2018

Se acerca el invierno y el virus de la gripe empieza a circular por el ambiente. Esta infección se contagia muy fácilmente a través de secreciones producidas cuando tosemos, estornudamos o hablamos. Para prevenir el contagio es importante lavarse frecuentemente las manos y cubrirnos la boca y la nariz, con un pañuelo descartable o la parte interna del codo, al toser o estornudar. “También es recomendable ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados”, dice el Dr. Agustín Apesteguía, Gerente Médico de Acudir. Es fundamental transmitir estos conocimientos a los más pequeños y que adopten el hábito lavarse las manos a menudo.

Si bien las personas que se enferman suelen recuperarse en pocos días, en niños pequeños, adultos mayores, embarazadas o personas con enfermedades crónicas, el virus puede desencadenar graves complicaciones; es por eso que en estos casos es obligatorio vacunarse contra la gripe.

Cada año, durante el otoño, todas las personas que formen parte de grupos de riesgo se deben vacunar. Esto incluye a:

  • Bebés de entre 6 y 24 meses.
  • Mujeres embarazadas en cualquier momento de la gestación.
  • Puérperas hasta el egreso de la maternidad (si no se vacunaron durante el embarazo).
  • Adultos mayores de 65 años.
  • Trabajadores de la salud.
  • Personas con enfermedades respiratorias y/u otras enfermedades crónicas o graves.

Este año, la vacuna antigripal incluye tres cepas: Influenza A H3N2, Influenza B y la cepa A H1N1”, explica el Dr. Apesteguía.  Y agrega que “está disponible en los 8600 vacunatorios de todo el país”. Su aplicación es gratuita para quienes forman parte de los mencionados grupos de riesgo.


Acudir Emergencias Médicas 2018. Todos los derechos reservados.