NOVEDADES

No more posts
golpe-de-calor_WEB-1200x894.jpg

El agotamiento por calor y el golpe de calor son ocasionados por el aumento de la temperatura corporal, como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas y humedad o el esfuerzo físico intenso (ejercicios) realizado en horarios con altas temperaturas.

¿Cuáles son los síntomas?

Agotamiento por calor:

  • Sudoración excesiva, piel pálida y fresca.
  • Irritación en la piel de los bebés en cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal (sudamina) debido al sudor.
  • Sensación de calor sofocante, sed intensa y sequedad en la boca.
  • Calambres musculares.
  • Llanto inconsolable en los más pequeños.
  • Cansancio, debilidad, mareo o desmayo.

Golpe de calor (situación muy grave):

  • Piel enrojecida, caliente y seca.
  • Temperatura corporal entre 41 y 42 grados.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas, vómitos y confusión.
  • Convulsiones y pérdida de conocimiento.
  • Respiración y pulso débil.

¿Cómo prevenir el agotamiento por calor y el golpe de calor?

  • Evitar la exposición directa al sol entre las 10 y las 16 hs. y nunca antes del año de vida. Reducir la actividad física en ese horario.
  • Beber abundante líquido, evitando bebidas alcohólicas o muy azucaradas y comer liviano, sobre todo frutas y verduras.
  • Usar ropa ligera, holgada, de colores claros y protegerse del sol con gorro y anteojos oscuros.
  • Prestar especial atención a los niños menores de 5 años y a los adultos mayores de 65.
  • Permanecer a la sombra, en espacios frescos y ventilados.

golpes-de-calor.jpg

Deshidratación, golpes de calor y quemaduras son algunas de las consecuencias que podemos sufrir en los días de verano o con temperaturas muy altas. Todo esto se puede prevenir si somos cuidadosos y tomamos algunos de los recaudos que compartimos a continuación:

  1. Tomá abundante líquido para mantenerte hidratado. Si no tenés sed, igual consumí algunos sorbos de agua para evitar complicaciones.
  2. Evitá consumir gaseosas o alcohol.
  3. Si la temperatura es muy alta, reducí la intensidad de la actividad física. No olvides tomar agua mientras hacés ejercicio. Tratá de aprovechar la primera o la última hora del día, que suelen ser las más frescas.
  4. Evitá la exposición directa al sol entre las 10 y las 17 horas. Siempre usá protector solar, aunque esté nublado.
  5. Es recomendable el uso de anteojos de sol, sombrero y ropa holgada de colores claros.
  6. Aumentá el consumo de frutas y verduras.
  7. Los bebés de 6 meses o menos no deben ser expuestos al sol. Tampoco se les puede colocar ningún tipo de protección solar.

Los síntomas más comunes de un golpe de calor son: dolor de cabeza, náuseas, mareos, confusión, piel enrojecida, caliente o seca, fiebre muy alta. Si una persona presenta alguno de los síntomas mencionados se recomienda llevarla a un lugar fresco, donde no esté expuesta directamente al sol, darle agua fresca, mojar la ropa con agua y colocarle una bolsa de hielo en la cabeza. Si no mejora o empeora, es conveniente llamar al servició médico para que brinde asistencia.

Los bebés y niños, los adultos mayores de 65 años, las personas embarazadas y quienes tienen alguna enfermedad crónica son considerados grupos de riesgo y más vulnerables a sufrir golpes de calor.

 


agua-potable-turista-cansado-al-aire-libre_1262-7345.jpg

Ante las altas temperaturas, el Ministerio de Salud de la Ciudad, recomienda tomar los cuidados necesarios para prevenir el golpe de calor.

Recomendaciones:

  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa holgada y de colores claros, sombrero y anteojos de sol.
  • Consumir verduras y frutas. Evitar las comidas muy abundantes.
  • Aumentar el consumo de líquido aunque no tenga sed para mantener una hidratación adecuada.
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • No exponerse al sol en exceso ni en entre las 11 y las 17 horas.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Hay que tener en cuenta que el golpe de calor puede afectar a personas de cualquier edad, pero los grupos de mayor riesgo son los niños -que no manifiestan sus síntomas con facilidad- y los mayores de 65 años.

Los signos de alerta son:

  • Dolor de cabeza
  • Sensación de vértigo
  • Náuseas
  • Confusión
  • Convulsiones o pérdida de conciencia
  • Piel enrojecida, caliente y seca
  • Respiración y pulso débil
  • Elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados)

Si la persona sufre alguno de estos síntomas, es importante

  • Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo.
  • Hacer que mantenga la cabeza un poco alta, intentar refrescarlo mojándole la ropa o aplicarle hielo en la cabeza.
  • Darle de beber agua fresca o un poco salada.
  • Solicitar ayuda médica.

Fuente: Consenso Salud


Acudir Emergencias Médicas 2023. Todos los derechos reservados.