31-05-Dia-Mundial-sin-Tabaco_WEB-1200x894.jpg

Dejar de fumar tiene numerosos beneficios para la salud, a corto y a largo plazo, que pueden mejorar tanto la calidad como la longevidad. Es un paso significativo hacia una vida más saludable. Aunque puede ser difícil, los beneficios a corto y largo plazo hacen que valga la pena el esfuerzo.

Beneficios de dejar de fumar, a corto plazo:

  • 20 minutos después de dejar de fumar, la función pulmonar mejora, y la frecuencia cardíaca y presión arterial comienzan a bajar.
  • En 12 horas, los niveles de monóxido de carbono en la sangre bajan a la normalidad, mejorando la capacidad de la sangre para transportar oxígeno.
  • Entre 2 semanas y 3 meses después, la circulación y oxigenación mejoran significativamente.
  • Entre 1 y 9 meses, disminuyen la tos y la falta de aliento, y los cilios (pequeñas estructuras parecidas a vellos en los pulmones) recuperan su función normal, aumentando la capacidad de limpiar los pulmones y reducir infecciones.

Beneficios a largo plazo:

  • Luego de un año sin fumar, el riesgo de enfermedad coronaria es aproximadamente la mitad que el de un fumador.
  • En 2 a 5 años, se reduce el riesgo de ataque cerebrovascular (ACV), respecto al de un fumador.
  • A los 5 años, el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga se reduce a la mitad.
  • El riesgo de cáncer de pulmón también disminuye significativamente después de 10 años.
  • La mejora general de la salud cardiovascular genera un aumento de la expectativa de vida: Las personas que dejan de fumar a los 30 años pueden aumentar su expectativa de vida en casi 10 años. Incluso dejar de fumar a los 60 años puede sumar varios años adicionales de vida.

Acudir Emergencias Médicas 2023. Todos los derechos reservados.