WEB-100-2-1200x894.jpg

La bronquiolitis es una infección respiratoria viral, que afecta principalmente a los niños menores de 2 años, con mayor incidencia entre los 3 y 6 meses. Comúnmente está causada por el Virus Respiratorio Sincicial (VRS), pero otros virus como el adenovirus, el rinovirus y los virus de la influenza también pueden provocarla.

Los bebés prematuros, los niños con enfermedades pulmonares crónicas o con sistemas inmunitarios debilitados, y aquellos que están expuestos al humo del tabaco tienen un mayor riesgo de desarrollar bronquiolitis severa.

Los signos y síntomas de la bronquiolitis pueden incluir:

  • Congestión y secreción nasal.
  • Tos persistente.
  • Fiebre (aunque no siempre está presente).
  • Respiración rápida y superficial (taquipnea).
  • Sibilancias (un sonido silbante al exhalar).
  • Dificultad para respirar, con signos como retracción (tiraje) de las costillas y uso de los músculos del cuello y el abdomen para respirar.
  • Apnea (pausas en la respiración), especialmente en bebés muy pequeños.
  • Disminución del apetito y problemas para alimentarse.
  • Irritabilidad y letargo.

Si un niño muestra signos de bronquiolitis, especialmente dificultad para respirar, es importante buscar atención médica de inmediato. La mayoría de los casos pueden manejarse en casa con cuidados de apoyo, pero algunos niños pueden necesitar hospitalización.

Recomendaciones para prevenir la bronquiolitis:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente antes de tocar al bebé.
  • Ventilar adecuadamente los ambientes.
  • Mantener a los bebés alejados de personas resfriadas o con infecciones respiratorias.
  • Desinfectar juguetes y superficies que el niño toque con frecuencia.
  • No fumar cerca del bebé ni permitir que otros lo hagan.
  • Amamantar al bebé, ya que la leche materna proporciona anticuerpos que pueden ayudar a combatir infecciones.
  • Asegurarse de que el bebé tenga al día sus vacunas, incluyendo la vacuna contra la influenza.
  • Durante el embarazo, entre 32 y 36 semanas (inclusive) de gestación, aplicar la vacuna contra el VSR, de esta forma pasarán al niño por nacer anticuerpos contra el VSR -a través de la placenta- y estará protegido contra infecciones respiratorias severas, como la bronquiolitis, especialmente durante los primeros 6 meses de vida.

Acudir Emergencias Médicas 2023. Todos los derechos reservados.