NOVEDADES

No more posts
24-04-Dia-Mundial-de-la-Meningitis_WEB-1200x894.jpg

Se trata de la inflamación de las membranas -llamadas meninges- que rodean el cerebro y la médula espinal. Estas membranas tienen un papel crucial en la protección del sistema nervioso central. Su inflamación puede causar síntomas graves y potencialmente mortales. Su origen más común es la infección a través de bacterias (meningococo, neumococo) o virus.

¿Cómo se transmite y cuáles son sus síntomas?

  • La forma en que se transmite la meningitis puede variar según el agente infeccioso involucrado. Algunos tipos de meningitis pueden propagarse a través de gotitas respiratorias, contacto directo con la persona infectada o por consumir alimentos o agua contaminados.
  • Los síntomas de la meningitis pueden variar, pero incluyen fiebre, dolor de cabeza intenso, rigidez en el cuello y sensibilidad a la luz. Ante alguno de estos síntomas, especialmente si se presentan de forma repentina y severa, es importante y recomendable acudir inmediatamente al centro de atención médica.

¿Cuál es su prevención?

  • Vacunar a los niños y adolescentes contra las cepas más comunes de bacterias que causan meningitis puede reducir significativamente el riesgo de contraer la enfermedad.
  • Los controles pediátricos regulares facilitan el acceso a la información sobre esta enfermedad, su vacunación y cualquier preocupación sobre la salud del niño.
  • Fomentar hábitos saludables, como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca al toser o estornudar, y evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Conocer los síntomas de la meningitis y actuar rápidamente puede salvar vidas.

meningitis_WEB-1200x894.jpg

Prevención y Vacunación:

Meningitis.

La meningitis es la infección e inflamación del líquido y de las membranas (meninges) que rodean el cerebro y la médula espinal. La más frecuente es la meningitis bacteriana y los niños menores de 2 años son los más vulnerables frente a esta enfermedad.

Estas bacterias se transmiten a través de las secreciones respiratorias, y el contagio ocurre usualmente a través de besos, estornudos, tos, compartir vajilla y la convivencia numerosa en espacios pequeños.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Fiebre elevada.
  • Disminución del apetito.
  • Vómitos.
  • Llanto inconsolable.
  • Irritabilidad.
  • Somnolencia excesiva, dificultad para mantenerse despierto.
  • Rigidez de nuca.
  • Dolores de cabeza.

Prevención:

  • La vacunación es la más importante herramienta de prevención de la meningitis bacteriana.
  • Lavado frecuente de manos.
  • Mantener los ambientes ventilados.
  • No compartir utensilios, vajilla, cepillo de dientes.
  • Cubrirse la boca correctamente al toser o estornudar.

Si no es tratada a tiempo, la meningitis puede dejar secuelas graves en el sistema nervioso, incluso puede ser mortal.

La consulta inmediata ante la aparición de síntomas permitirá la detección oportuna y su debido tratamiento. Dado que es una enfermedad que avanza rápidamente, su atención es considerada de urgencia.


portada-web-1200x799.jpg

¿Qué es la meningitis y como evitarla?

La meningitis es la inflamación de las las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal (meninges). La mayoría de los casos de meningitis son de origen bacteriano o viral. La meningitis bacteriana es muy poco frecuente, pero suele ser grave y puede ser de alto riesgo si no se trata inmediatamente.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de meningitis pueden variar de acuerdo a la edad del niño. En lactantes es más frecuente que se presente con irritabilidad, fiebre, rechazo al alimento, mayor tendencia al sueño que lo habitual y/o llanto intenso, continuo e inconsolable. En niños, sin embargo, puede presentar dolor de cabeza, tendencia al sueño, irritabilidad, fiebre, diminución del nivel de conciencia, sensibilidad a la luz (fotofobia), rigidez del cuello y/o náuseas y vómitos. Los síntomas de la meningitis pueden ser similares a los de otras afecciones médicas; por lo cual ante los mismos siempre se debe consultar a un médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se previene?

La vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente (ACYW) protege contra la enfermedad meningocócica invasiva y sus complicaciones. Existen dos esquemas de vacunación diferenciados según la etapa de la vida:

Lactantes

1era. dosis: 3 meses de vida

2da. dosis: 5 meses de vida

1er. refuerzo: 15 meses de vida

Adolescentes

Dosis única: 11 años

La vacunación de lactantes tiene el objetivo de proteger de la enfermedad al grupo etario más vulnerable y con mayor riesgo de enfermar y morir.

La vacunación de adolescentes es una estrategia complementaria que ofrece no sólo la protección directa del grupo vacunado, sino fundamentalmente la disminución de la transmisión de la bacteria desde los adolescentes (portadores más frecuentes del meningococo, en nariz y fauces) a los lactantes; ofreciendo así una protección indirecta para aquellos niños que no estén vacunados.


meningitiss-1200x675.jpg

La meningitis bacteriana es una enfermedad infecciosa de alta peligrosidad que, si no es diagnosticada y tratada a tiempo, puede generar lesiones neurológicas permanentes e, incluso, la muerte.

Todos los 24 de abril se conmemora el Día Mundial de la Meningitis con el objetivo de concientizar acerca de la necesidad de prevenir esta infección. Para eso, solo es necesario que los bebés y niños reciban la vacuna, de acuerdo con el Calendario Nacional de Vacunación:

Los lactantes -la población más vulnerable y con mayor riesgo de enfermar y morir-, deben recibir tres dosis a los 3, 5 y 15 meses de vida. Más adelante, a los de 11 años, deben recibir una dosis complementaria.

La bacteria que causa meningitis se transmite de persona a persona a través de secreciones respiratorias; es decir que puede contagiarse al besarse, estornudar, toser, compartir vasos o mate o convivir con otras personas enfermas en espacios chicos y mal ventilados.

Los niños pequeños, principalmente los menores de 1 año, son el grupo de riesgo que más se contagia. Los adolescentes puedden ser portadores de forma asintomática, pero transmitir la infección.

Los síntomas más frecuentes de la meningitis son similares a los de otras enfermedades: rigidez de nuca, fiebre elevada, fotofobia, confusión, cefalea y vómitos, pero, al tratarse de una infección que evoluciona rápidamente a cuadros graves, se sugiere consultar inmediatamente al pediatra.

Fuente: Sociedad Argentina de Pediatría


Acudir Emergencias Médicas 2023. Todos los derechos reservados.