fbpx

¿Qué cuidados debemos tener en el verano?

28 diciembre, 2020 by Karina Pontoriero
mujer-joven-sombrero-protector-solar-forma-sol-su-espalda_83055-928.jpg

En verano, cuando pasamos más tiempo al aire libre, expuestos al sol y las altas temperaturas, es necesario extremar algunos cuidados para prevenir deshidratación, quemaduras y accidentes en el agua, entre otras enfermedades muy comunes de la temporada estival. Para eso, compartimos las siguientes recomendaciones:

Evitar la deshidratación

La deshidratación es muy común en días de altas temperaturas y suele ocurrir porque consumimos poco líquido. Para prevenir este cuadro es fundamental beber al menos 2 litros de agua a lo largo de todo el día, especialmente mientras hacemos actividad y aumentar el consumo de frutas y verduras. Las bebidas que reponen sales minerales, tipo Gatorade, también son recomendadas. Un tip: No esperar a tener sed o presentar resequedad en la boca para beber líquido.

Cuidarse del sol

Para prevenir quemaduras y la exposición a rayos UV, es necesario usar siempre protección solar, aunque esté nublado, y renovar su aplicación cada 2 horas o cada vez que se sale del agua. Es recomendable no tomar sol entre las 10 y las 16 hs.

Si bien tomar sol aporta muchos beneficios (aumenta la calidad del sueño, aporta vitamina D a nuestros huesos, equilibra el colesterol, estimula la vasodilatación y reduce la presión sanguínea, entre otros beneficios), siempre hay que hacerlo con precaución, con la protección adecuada y por lapsos breves de 15 a 30 minutos en los horarios recomendados.

Prevenir accidentes en el agua

Los ahogamientos en la pileta o la playa pueden ocurrir, incluso, en zonas muy poco profundas. Es responsabilidad de los adultos respetar las señales de las banderas en la playa, educar a los niños y extremar los cuidados para evitar accidentes. Los niños menores de 5 años deben ingresar siempre con salvavidas al agua.

Las piletas deberían estar cercadas, con rejas de más de 1,2 metros de altura y un espacio no mayor a 10 centímetros entre cada barrote para que los niños no las atraviesen. Además, sería ideal que tuvieran bordes antideslizantes.

Conservar la cadena de frío de los alimentos

Las intoxicaciones por alimentos también son comunes en época de altas temperaturas debido a que el calor puede acelerar el proceso de descomposición y, como consecuencia, ocasionar diarrea, vómitos y/o deshidratación. Para evitar todo esto, deberá asegurarse de que los alimentos mantengan la cadena de frío. También es importante guardar los alimentos donde no haya moscas u otros focos de gérmenes y lavarse bien las manos antes de manipular comida.

Picaduras de mosquitos y alacranes 

Usar repelente y aplicar nuevamente cada 4 o 6 horas y luego de salir del agua. Si es posible, colocar mosquiteros en las ventanas o cubrir cunas y camas con tul. De esta forma, minimizamos la posibilidad de sufrir picaduras de insectos que pueden generar inflamaciones, infecciones o fiebre.

Para prevenir la picadura de los mosquitos que provocan Dengue, Zika o Chikungunya y de los alacranes es necesario mantener la casa limpia, no acumular escombros, vaciar tachos que acumulen agua, renovar diariamente el agua de las mascotas, sacudir la ropa antes de vestirse y las sábanas antes de acostarse.

Si seguimos estos consejos, podremos vivir un verano saludable y sin accidentes.

Acudir Emergencias Médicas 2018. Todos los derechos reservados.