Heridas menores – Primeros auxilios

Prestar los primeros auxilios con rapidez ayuda a la natural curación de las pequeñas heridas y previene la infección.

Instrucciones pre arribo de la ambulancia de emergencias médicas:

1) Controle la hemorragia, con guantes de haberlos, ejerciendo una suave pero sostenida y firme presión sobre la herida. El control de una hemorragia activa se debe realizar ejerciendo presión con los dedos de la mano o con la palma sobre un paño limpio. Si la hemorragia no se detiene, aplicar mayor presión.

2) Si usted ve sangre en el paño no lo retire, aplique otro sobre este y continúe haciendo presión. De presentarse la hemorragia en un miembro, deberá elevarlo, si no tiene ningún paño y el paciente está consciente dígale que el mismo con su otra mano haga presión directamente sobre la herida.

3) Si el paciente presenta un elemento clavado en la piel (vidrio, cuchillo, etc.) no lo retire, déjelo donde está.

4) Cubra la herida con gasa o apósitos estériles si dispusiera de los mismos, si no con un paño limpio y seco.


Que hacer con un sangrado