CONTROLAR LA PRESIÓN ARTERIAL REDUCE LOS RIESGOS DE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Uno de cada 4 argentinos es hipertenso y no lo sabe. Se estima que entre el 25 y 30% de la población mundial padece Hipertensión Arterial (HTA) y, según datos de la Organización Panamericana de la Salud, 1.600.000 latinoamericanos mueren al año por esta enfermedad.

Cuanto más alta es la presión arterial, mayor es el riesgo de daño al corazón y a otros órganos como el cerebro y los riñones. La hipertensión es la causa más importante de enfermedades cardiovasculares y ACV en el mundo y sus consecuencias se pueden agravar si, además, la persona fuma, consume alcohol en exceso, sigue una dieta poco saludable o lleva una vida sedentaria.

Detectar la HTA es el primer paso para prevenir los riesgos, que suelen reducirse con unos pocos cambios de hábitos, como disminuir el consumo de sal, realizar actividad física regular, no fumar, llevar una dieta equilibrada y consumir alcohol con moderación. En el caso de personas con sobrepeso y obesidad, la HTA suele normalizarse con el descenso de peso, pero siempre es necesaria la consulta con un médico, quien evaluará, diagnosticará e indicará el tratamiento acorde para el paciente.

Causas

En el 95% de los pacientes con hipertensión no existe una causa orgánica, pero sí existen causas inmodificables o que no dependen del paciente. Por ejemplo, si el padre o la madre padecen o padecieron HTA, las posibilidades de ser hipertenso se duplican. Además, los hombres tienen más predisposición a desarrollar HTA que las mujeres, aunque a partir de la menopausia, las chances se igualan. La edad también es un factor importante: en los adultos, la presión arterial es normalmente más elevada.

Por otro lado, existen factores modificables, que dependen muchas veces de la conducta de cada persona o de un tratamiento médico: Las personas con sobrepeso están más expuestas que las personas con peso normal. Algunas enfermedades, como hipotiroidismo, hipertirodismo, apnea del sueño, hiperlcalcemia o enfermedad renal crónica, entre otras, pueden aumentar la tensión arterial. Lo mismo puede ocurrir con el consumo abusivo de alcohol, drogas y fármacos.

¿Qué se puede hacer?

–             Controlar la presión arterial

–             Reducir la ingesta de sal

–             Realizar actividad física regularmente

–             No fumar

–             Reducir el consumo de alcohol

–             Llevar una dieta saludable

–             Evitar en lo posible las situaciones de estrés

Diagnosticar, tratar y controlar la hipertensión es una prioridad de salud en todo el mundo.

Fuentes:

  • Organización Mundial de la Salud
  • Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial